Gama

  • Gama Destino: planes con una estrategia de inversión inteligente: favorece las inversiones en renta variable a largo plazo, mientras que el peso de los activos de renta fija tiene mayor importancia a medida que nos acercamos a la fecha de destino. Así, la distribución de los activos del fondo va cambiando suavemente a medida que avanza el tiempo y se acerca la fecha de jubilación.
  • Gama Elección: planes con diferentes bandas de renta variable y que se adaptan a los cambios del mercado en cada momento.
  • Gama Inversión: planes que invierten el 100 % en renta variable o el 100 % en renta fija, con diferentes políticas de inversión tanto a nivel nacional como internacional para la renta variable, así como decidir en la renta fija si la inversión será a corto o a largo plazo.

Familia

  • Destino: planes de pensiones que responden a la filosofía de planes con fecha objetivo. Se trata de planes no garantizados, orientados a la gestión óptima del ahorro teniendo en cuenta el horizonte temporal de jubilación.
  • Renta variable: para un perfil de inversor activo y arriesgado, estos planes de pensiones realizan sus inversiones mayoritariamente en renta variable. El largo horizonte hasta la jubilación permite invertir en fondos más arriesgados que obtengan el máximo rendimiento, pero sujetos a las fluctuaciones del mercado.
  • Inversión mixta: estos planes de pensiones combinan la renta fija con la renta variable para así suavizar las oscilaciones en bolsa sin olvidar una buena rentabilidad. La cartera está integrada por una combinación de inversiones en renta fija y renta variable.
  • Renta fija: estos planes de pensiones invierten en mercados monetarios de renta fija, de forma que ofrecen una rentabilidad bastante estable a los ahorros a medio y corto plazo. Son planes de pensiones ideales para el perfil de inversor que se acerca ya a la edad de jubilación o que busca una rentabilidad estable.

Nivel de riesgo

Según la OM ECC/2316/2015, el indicador de riesgo consiste en una cifra dentro de una escala del 1 al 7 (ordenada de menor a mayor riesgo), basada en el nivel de volatilidad histórica del fondo de pensiones (1 menor volatilidad y 7 mayor volatilidad). En el caso de que el fondo no tenga un histórico de valoraciones suficiente para su cálculo, se reconstruye la serie histórica con una cartera sintética.

La volatilidad histórica indica el riesgo del fondo de pensiones, a través del análisis estadístico de la serie histórica de sus valoraciones. La volatilidad nos permite evaluar el riesgo: si un fondo es muy volátil, es más difícil predecir su comportamiento, por lo que incorpora mayor incertidumbre para el partícipe. Por lo tanto, a mayor volatilidad, potencialmente mayor riesgo.