¿Cómo se abre una cuenta bancaria para personas físicas?

Es bastante sencillo y rápido. Para abrir una cuenta bancaria, has de ser mayor de edad. Si resides en el país, debes aportar el DNI/NIF o la tarjeta de residente de nacionalidad extranjera, el NIE. Para no residentes, se exigen certificados de no residencia y de empadronamiento y pasaporte.

¿Cómo se abre una cuenta bancaria para personas jurídicas?

En el caso de las empresas, instituciones o asociaciones, se debe tener personalidad jurídica y es preciso aportar las escrituras de constitución y apoderamiento, el DNI de los apoderados y el CIF. Con el fin de asegurar la correcta identificación, las entidades deben exigir, además, documentación para verificar el domicilio y la actividad profesional o empresarial de sus clientes.

¿Cuáles son los costes de abrir una cuenta bancaria?

Depende básicamente del tipo de cuenta. En cualquier caso, el coste se paga a través de las distintas comisiones que la entidad puede cobrar por su operativa y que están aprobadas por el Banco de España:

  • De administración y mantenimiento por el simple hecho de tener la cuenta.
  • Por transferencia.
  • Por ingreso de cheques.
  • Por descubierto. Suele imponerse una fuerte penalización en el caso de que el saldo en algún momento sea negativo.
  • Por retirada de efectivo.

Hoy en día suele ser habitual disponer de una cuenta con menor coste o incluso gratuita dependiendo de la vinculación del cliente con la entidad. Esta cuestión varía, también, en función de cada entidad financiera.

¿Y en el caso de menores de edad?

Puedes abrir una cuenta a tus hijos desde el momento en que tengan DNI o NIF provisional. Deberás presentar también tu documentación. El menor será el titular de la cuenta y el adulto, quien tendrá acceso al dinero, el representante.

Es importante tener en cuenta que solo los padres o tutores legales del menor le pueden abrir una cuenta. Si los abuelos o los tíos quieren ayudarle a ahorrar, podrán darle dinero al menor, pero nunca podrán abrirle una cuenta si no son sus tutores legales.


Contenido avalado por el Instituto de Estudios Financieros con los criterios de transparencia, calidad, independencia y neutralidad.

IEF