• Puede contratarse a un titular o a dos.
  • Proporciona un ventajoso tratamiento fiscal, especialmente si se tienen más de 70 años.
  • Diversas alternativas de producto adecuado para cada necesidad, con un interés garantizado de forma temporal o vitalicia.