Para aquellos usuarios que buscan obtener cierta rentabilidad de sus ahorros, las entidades bancarias ofrecen distintos productos de inversión adaptados a distintos perfiles de cliente.  

Esta práctica no pasa inadvertida a los ciberdelincuentes, que aprovechan este argumento para tratar de cometer sus estafas ofreciendo falsas ofertas de inversión a través de llamadas telefónicas prometiendo grandes beneficios en poco tiempo.  

¿Cómo llevan a cabo la estafa?

A través de llamadas telefónicas o creando anuncios en redes sociales y en internet, los estafadores se promocionan como brókers o gestores de inversiones que ofrecen grandes beneficios por invertir tus ahorros. Si consiguen convencerte de que se trata de una oportunidad única para conseguir una gran cantidad de dinero extra, te facilitan un número de cuenta bancaria donde hacer un ingreso de un pequeño importe de prueba. 

Una vez realizada la transferencia, habitualmente el ciberdelincuente te asigna un usuario y una contraseña para acceder a una página web falsa donde puedes seguir la supuesta evolución de tu pequeña inversión. Esta evolución está controlada por los estafadores que te muestran cómo se multiplica o triplica en un período muy corto de tiempo, argumento que usan para insistir en que inviertas más dinero. En algunos casos, el supuesto bróker puede solicitarte los datos de acceso a la banca online para encargarse de hacer él mismo la nueva transferencia.

¿Y qué ocurre cuando quieres recuperar tu dinero y solicitas el rescate de parte o de la totalidad de los fondos? Llegados a este punto, el estafador usa diferentes excusas para conseguir que realices una última transferencia con un pretexto que puede ser, por ejemplo, el pago de impuestos por los beneficios obtenidos. Habitualmente, una vez hecho este último el pago, pierdes toda comunicación con el individuo y con tu dinero.

¿Cómo puedes evitar ser víctima?

Ante cualquier llamada telefónica o publicidad de un supuesto bróker o gestor de inversiones a través de redes sociales u otro canal de internet se recomienda:

  • Ante cualquier oferta de inversión, ya sea pequeña o grande, usar el sentido común y nunca precipitarse. Los ciberdelincuentes tratan de transmitir sensación de urgencia y precisamente esto debe generar máxima alerta.
  • Desconfiar de llamadas telefónicas, anuncios de empresas o individuos que prometen o garantizan inversiones con elevadas rentabilidades en un período muy corto de tiempo. Siempre hay que extremar las precauciones ante de ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad 
  • En caso de sospechar que se ha sido víctima de una estafa o si se ha facilitado datos bancarios, se debe contactar inmediatamente con el gestor de oficina o llamar al 900 40 40 90.