La banca online es un servicio que ofrece una gran cantidad de ventajas: es un banco abierto todos los días del año, podemos operar cómodamente desde cualquier lugar, nos ahorramos el desplazamiento hasta la oficina…

Para operar de manera segura por Internet es importante tener en cuenta algunos consejos como elegir bien las contraseñas, asegurarse de que las páginas están indicadas como seguras (https) o tener el antivirus del ordenador actualizado. Recuerda que el banco nunca pedirá tus claves de acceso o datos por email ni te enviará enlaces para que los introduzcas. Si recibes un correo sospechoso o crees que están intentado hacerte un phising, no cliques ni facilites ninguna información.

Internet es cómodo, práctico y seguro, pero hay que usarlo con responsabilidad.

Vídeo Cómo usar la banca online

Leer transcripción del vídeo


Contenido avalado por el Instituto de Estudios Financieros con los criterios de transparencia, calidad, independencia y neutralidad.

IEF