• Es ágil.
  • Es cómoda.
  • Es flexible.

La cuenta de crédito es una forma de financiación que permite disponer libremente hasta un límite, en función de las necesidades de cada momento.