Descripción

El aval es una forma de garantizar o asegurar el cumplimiento de obligaciones económicas. Quien avala (el avalista) se declara dispuesto a hacer frente a los compromisos del avalado (normalmente, el pago de una determinada cantidad de dinero)  frente a una tercera persona o empresa (el beneficiario del aval) en caso de que el avalado no lo haga. 

Tipos de avales

  • Avales técnicos: responden del incumplimiento de los compromisos que el avalado tiene contraídos con motivo de participaciones en concursos y subastas, ejecución de obras o contratos de suministro, buen funcionamiento de maquinaria vendida, etcétera.
  • Avales Económicos: garantizan operaciones por las que está obligado a pagar una determinada cantidad en un plazo previamente fijado. Y son a su vez de dos tipos
  • Comerciales: se avala el pago de cantidades derivadas de transacciones de naturaleza comercial
  • Financieros: Garantizan una operación en la que el avalado se obliga directamente al pago de una determinada cantidad en un plazo previamente fijado.

Plazos

El aval puede pactarse por un plazo determinado o indeterminado. En caso de que no haya una fecha de terminación del aval, si el avalado quiere dar por cancelada la garantía, la entidad le exigirá la entidad que le devuelva el documento original, o bien le pedirá la anulación del mismo de forma clara y expresa a su entera satisfacción.

Comisiones

  • De estudio. Es porcentaje sobre el importe solicitado, y se cobra en el momento de la constitución .
  • De formalización o apertura Es un porcentaje sobre la cuantía del aval y se cobra en el momento de la constitución
  • De riesgo. Se fija igualmente como un porcentaje sobre el importe avalado, y se cobra periódicamente hasta su extinción.

Solicitud

Puede realizar su solicitud desde banca digital CaixaBankNow Empresas (pestaña ‘Financiación’ opción ‘Solicitud de avales’) solicitud de avales