El objetivo a la hora de planificar la jubilación es obtener ahorro suficiente para mantener el bienestar y calidad de vida durante esta nueva etapa.

Destino es una gama que responde a la filosofía de productos con fecha objetivo. Se trata de instrumentos no garantizados orientados a la gestión óptima del ahorro y que tienen en cuenta el horizonte temporal de jubilación.